jueves, 21 de noviembre de 2013

Es mejor que te calles Rucks

Jamás habría pensado que el veterano animador televisivo Daniel Rucks tuviera una mentalidad muy conservadora con respecto a la homosexualidad y menos, que su desaprobación guardara fuertes sentimientos homofóbicos y de odio y menos aún, que lo hiciera público mediante su blog personal e incitara una ola de comentarios, en su mayoría, censurando sus palabras.

Tampoco me habría imaginado que por primera vez en la historia del país, un personaje público pidiera disculpas por sus declaraciones. Si algo tiene de significado esta polémica es precisamente eso, de que ahora parece que la sociedad está cambiando hacia más tolerancia.

Me acuerdo que en el pasado, los políticos y figuras públicas siempre han ofendido a la comunidad homosexual del país, y lejos de disculparse o matizar sus críticas cuando se les ha confrontado, vuelven a arremeter y traen argumentos como moral, ley natural, Dios y biblia. Nadie quiere sentirse humillado por los maricas, como nos llamó Rucks en su blog, y menos pedirles perdón.

Pero la reacción de la gente me pareció formidable. La polémica pasó a todas las redes sociales de la internet y en la mayoría la gente expresó su censura a la posiciones del animador. Y es que esto es lo grave del asunto: Rucks se defendió en primera instancia argumentando libertad de expresión, pero luego tuvo que cerrar su blog y por último pedir disculpas ¿Por qué? porque él no es un ciudadano común y corriente, es un animador de larga trayectoria.

Mucha de la gente que lo ve y lo veía en el pasado en Canal 2 es homosexual. Me imagino que bastante de esta gente le tenía respeto y cariño o al menos estima y de pronto se revela públicamente como un verdadero monstruo que detesta a sus televidentes gays, que les dice que no tienen derecho a casarse, que son anormales y asquerosos y se ríe y burla de ellos. Eso duele.

Por eso, la libertad de expresión no funciona es los personajes públicos, no se puede decir todo lo que se piensa. Eso es de mínimo sentido común. Todos los días nos encontramos con gente o situaciones que nos desagradan y como ciudadanos responsables nos guardamos nuestras opiniones para no vernos en discusiones ni pleitos en la calle o trabajo.

Así funciona la sociedad. Los personajes públicos están en el centro de la sociedad y sus actuaciones son imitadas por la gente. No se puede fomentar el odio porque luego a alguien le parecerá que es bueno odiar, de discriminar a otro que no se ajusta a los patrones de conducta que se espera de una persona "normal".

Así creo, que el señor Rucks ha aprendido de una forma amarga cuál es su responsabilidad ante la sociedad. Y digo qué bueno que esto haya pasado, porque por primera vez, la reacción de la gente en su mayoría fue de desaprobación y rechazo al odio y a la homofobia. Sigamos adelante.

martes, 2 de octubre de 2012

California prohibe el tratamiento para "curar" la homosexualidad

Tomado del periódico La Opinión

SACRAMENTO.- California se convirtió en el primer estado de la nación en prohibir y poner fin a los tratamientos y terapias psicológicos a los menores de 18 años, tendientes a cambiar la orientación sexual, que en muchos casos han conducido al suicidio.
Esto fue posible luego de que el gobernador hizo ley, la propuesta 1172 del senador demócrata de Torrance, Ted Lieu la cual entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2013.
"Nadie debe permanecer pasivo mientras los niños son abusados psicológicamente, y quien quiera que obligue a un niño a tratar de cambiar su orientación sexual tiene que entender que esto es algo inaceptable", dijo Lieu a través de un comunicado.
Enfatizó que el gobernador Brown debe ser reconocido por proteger a la juventud de la comunidad gay, lésbica, bisexual y transgénero de lo que llamó "charlatanería".
Lieu había presentado la ahora nueva ley en febrero pasado para poner un alto a las prácticas de proveedores de salud mental que aseguran que pueden cambiar la orientación sexual de una persona.
La comunidad médica ha catalogado tales esfuerzos como no científicos y peligrosos porque en algunos casos, han conducido posteriormente al suicidio o a la angustia física y mental de los pacientes.
Los emocionales testimonios de sobrevivientes durante las audiencias en el Capitolio donde se debatió la medida, hicieron que los legisladores aprobaran el proyecto de ley y se lo enviaran al gobernador para su consideración.
La nueva legislación se basó en estudios hechos por más de 40 años que demuestran que la orientación sexual de un individuo, ya sea gay, bisexual o heterosexual no es una enfermedad, desorden, enfermedad, deficiencia o una limitación.

miércoles, 29 de agosto de 2012

La Iglesia mete sus narices en educación sexual en Costa Rica

Vean esta noticia originada en Costa Rica, en donde el gobierno está enfrentando la resistencia de la iglesia católica por los programas de educación sexual que se implementará en las escuelas públicas. Esto me recuerda la misma situación ocurrida acá en el país cuando se quiso introducir una guía en educación sexual, los argumentos de la iglesia son los mismos.
Yo creo que a estas alturas de la civilización ya no podemos moldear más nuestro conducta y comportamiento social de acuerdo a conceptos religiosos. Eso me suena a estado religioso y no una sociedad laica que se guía por la razón, la investigación científica, el respeto a las personas, a la individualidad y la diversidad.



 
La iglesia católica y el Gobierno de Costa Rica protagonizaron hoy un enfrentamiento por el programa de educación sexual que se implementará en escuelas y colegios, el cual ha sido tildado por los obispos como "gravemente dañino para los adolescentes".

La Conferencia Episcopal de Costa Rica emitió un pronunciamiento en el que anunció su oposición al programa de educación sexual que implementará el próximo año el Ministerio de Educación Pública (MEP) en primaria y secundaria.

Los obispos consideran el programa como "gravemente dañino para los adolescentes" porque "nunca se nombra a Dios" y porque su contenido es "descaradamente hedonista".

"La educación de valores tan altos como la afectividad y la sexualidad no pueden ser considerados neutros, es decir, desvinculándolos de la dimensión propiamente religiosa, como sí lo son las matemáticas o la geografía", indica el pronunciamiento de los prelados.

También criticaron el "enfoque descaradamente hedonista" del programa y "la insistencia en la ideología de género y en la diversidad sexual como construcción cultural" que se trata "más de propaganda que de educación".

Por su parte, el ministro de Educación Leonardo Garnier defendió los programas educativos y declaró hoy a medios locales que la sexualidad "debe generar placer y debe ser responsable".

"No entiendo cómo se pueden dar clases de educación sexual sin mencionar el placer. Es como dar clases de gastronomía sin hablar del gusto por la comida", manifestó el ministro.

También dijo que suponer que un programa de educación sexual debe mencionar a Dios "es un poco extraño" y enfatizó en que para tratar temas religiosos están los cursos de educación religiosa.

"Decir que un programa es ateo porque no se menciona a Dios, es como decir que la matemática es atea. Levantar la bandera del ateísmo es recurrir al miedo", apuntó el ministro.

Garnier aseguró que en el programa se menciona la castidad y la abstinencia promovidos por la iglesia católica, pero aclaró que "no son la única forma de prevención de enfermedades y embarazos", por lo que se plantean diversos métodos de protección y anticonceptivos.

El pasado 1 de agosto la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia decidió que la educación sexual será opcional en el país, tras resolver más de 2.000 recursos de amparo presentados por padres de familia evangélicos y católicos contra los programas de educación sexual.

La Sala Constitucional determinó que los padres podrán decidir si envían o no a sus hijos a las clases de educación sexual en los casos en que afecte sus creencias religiosas o los valores que desean inculcar a sus hijos.

La única materia que hasta ahora es optativa en Costa Rica es Religión, pues los padres no católicos, credo oficial del país, pueden pedir al centro de estudios que exima a sus hijos de dicha asignatura si profesan una fe distinta.