sábado, 20 de diciembre de 2008

El Salvador se abstiene de condenar la homofobia

Tomado de Diario El Mundo

Redacción/ EFE
Diario El Mundo

La representación salvadoreña en Naciones Unidas se abstuvo ayer de respaldar una declaración contra la homofobia y la discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género, que sí consiguió la firma de 66 Estados miembros de la organización mundial.

Francia, acompañada de Holanda, presentó por primera vez oficialmente a consideración del órgano de Naciones Unidas un documento de esta naturaleza, en el que se llama a abandonar la discriminación legal y social de los homosexuales, lesbianas y transexuales.
"No queremos imponer un tipo particular de modelo de sociedad, pero sí que nos pronunciemos en contra de la intolerancia", aseguró la viceministra de Derechos Humanos de Francia, Rama Yade, en un acto en la sala del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC).

El texto de ayer –promovido por Argentina, Brasil, Croacia, Francia, Gabón, Holanda y Noruega – fue presentado a la Asamblea General de la Organización por el embajador argentino, Jorge Argüello.

“Urgimos a todos los Estados a tomar todas las medidas necesarias, en especial legislativas o administrativas, para garantizar que la orientación sexual o identidad de género no sirvan bajo ninguna circunstancia como base para sanciones penales –en especial ejecuciones –, arrestos o detención”, apunta el documento.

El texto se apoya en la Declaración Universal de Derechos Humanos, que establece la libertad e igualdad de todas las personas.

Pero fuentes de cancillería salvadoreña aseguraron que el país no respaldó la iniciativa que contó con el rechazo de El Vaticano y varias naciones árabes.

“El Salvador quedó en el grupo de países que se abstuvo”, dijo una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores que declinó ser identificada.

El ministro de Exteriores holandés, Maxime Verhagen, reconoció que la declaración solamente cuenta a esta altura con el apoyo de un tercio de los miembros de Naciones Unidas.

Sin embargo, dijo a renglón seguido, el hecho de que por primera vez se hable en este marco sobre la discriminación por la orientación sexual "ha dejado de ser un asunto tabú en Naciones Unidas".

Verhagen indicó que se considera que entre el 5 y el 10 por ciento de la población mundial es homosexual.

"Eso significa que a cientos de millones de personas se les violan sistemáticamente sus derechos humanos", agregó.

La lectura de la declaración en el pleno de la Asamblea General generó una réplica por parte de la Misión de Siria ante la ONU por considerar que es una injerencia en los asuntos internos de naciones soberanas.

La delegación diplomática árabe aseguró contar con el respaldo de 62 países dispuestos a votar en contra del documento.

Los promotores de la declaración recordaron que los actos homosexuales se consideran delito en las legislaciones de más de 80 naciones, en muchos casos como reliquias de la leyes de sodomía coloniales, y en siete de ellos se pueden castigar con la pena de muerte.
A ello se une la marginación social, la discriminación y las agresiones que se producen por motivos de orientación sexual, que muy raramente son combatidos por las autoridades, agregaron.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACDH), Navanethem Pillay, respaldó la declaración "por completo" en un mensaje grabado que se presentó durante el acto en el ECOSOC.

Recalcó que el texto se enmarca dentro de los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la que se acaban de celebrar el sesenta aniversario.

"A ningún ser humano se le puede negar sus derechos humanos simplemente por percepciones sobre su orientación sexual o su identidad de género", afirmó.

La ex magistrada sudafricana instó a dejar atrás el cliché de que "todos somos iguales, pero algunos son más iguales que otros" que ha servido para que la Declaración de los Derechos Humanos se aplique de forma desigual.

Sin embargo, el embajador de Sudáfrica ante la ONU, Dumisani Kumalo, cuestionó la necesidad de presentar este tipo de propuestas en las que "se condena lo que hacen los otros".

"No creemos en tomar la palabra para humillar a otros países porque eso divide a la ONU", señaló.

Kumalo aclaró que su país apoya la despenalización de la homosexualidad, tal como recoge su Constitución, pero rechazó "evangelizar en contra de países que funcionan de otra manera".

El intento de aprobar una declaración universal en contra de la penalización ha sido objeto de polémica desde que Francia hizo saber su intención de acudir por primera vez con un documento concreto a la Asamblea General.

Las declaraciones el pasado 1 de diciembre del arzobispo Celestino Migliore, observador permanente del Vaticano en Naciones Unidas, contrarias al documento de Francia desató una airada protesta en Italia, que obligó a la Santa Sede a clarificar que favorece la despenalización del comportamiento homosexuales, pese a estar en contra del matrimonio del mismo sexo.

4 comentarios:

El Caballo x dijo...

Se opusieron a ratificar la convencion Latino Americana de la Juventud.

Sobre laeducacion Sexual,

Se oponen a todo es que nos PROTEGEn de todo menos de lapolvora que deja alos Niños sin dedos.

Saludos Feliz Año Nuevo

Lycette Scott dijo...

Hola cariño, pasando por aquí a desearte un excelente año 2009. Un abrazo

El Auto-exiliado dijo...

Es realmente una tristeza, creo que aun no estamos tan preparados en materia de derechos en contra de la discriminacion contra homosexuales y en general, como en otros paises de latinoamerica, como Costa Rica, Brasil y Argentina. El peor de los casos es que tenemos una comunidad dormida, la cual deberia de protestar en contra de tal marginacion. Estamos tan atras que las empresas en sus ofertas de empleo discriminan claramente por edad, algo que quiza mucha gente ve como "normal" pero que deberia prohibirse en ley.

Anónimo dijo...

footer expedite telematic evening boys alike medimmunes modular cleric variability wockhardt
semelokertes marchimundui