sábado, 19 de mayo de 2007

Nosotros, los invisibles (Una propuesta)

Fue patético ver en los periódicos aquel grupo de homosexuales que se presentó a la Asamblea Legislativa para proponer que se decrete el 17 de mayo el día contra la discriminación hacia los gays. ¿Quién los va a tomar en serio? Y menos cuando parecía ser un grupito de locas.
Leí una crónica en el periódico en donde el periodista (sin quererlo quizá) se mofa del grupo. Dice que se escuchaba el sonido de tacones, pero no eran de mujeres, sino, los zapatos de los homosexuales.
Bien, no lo culpo por tener una apreciación muy limitada sobre la comunidad homosexual de este país. El estereotipo es que las locas, son en primer lugar “locas”, escandalosas, que se visten de forma ridícula, que quieren simular ser mujeres y que en el acto se ven grotescos. Que son muy afeminados, al grado de llegar a la pantomima y sus expresiones verbales son también afeminadas y ridículas.
Es cierto. La mayoría que llegó a la Asamblea quizá son así. Recuerdo también la fotografía de una gay dándole la mano al diputado Rodolfo Parker. ¿Qué habrá pensado el hombre? “qué loca más fea”.
Pero bien, el punto es que esa imagen que tienen sobre nosotros, la culpa la tenemos nosotros mismos, yo, usted que lee esto. Sabemos que la mayoría de gays no son como los que vemos en los medios reclamando sus derechos.
Es de admirar a este grupo de personas haciendo lo que nosotros deberíamos hacer. Ellos han traspasado ya la frontera moral que te pone la sociedad, de que la homosexualidad es algo por lo cual avergonzarse y que se debe de ocultar lo más que se pueda.
Sí mis amigos, yo mismo soy el ejemplo de ese grupo inmenso de homosexuales que aún tememos mostrarnos al mundo tal como somos, debido a que no estamos dispuestos a que se nos señale, se burlen de nosotros. A tolerar en fin el rechazo social.
Somos los invisibles: nadie sabe que existimos y por eso es que estos grupos homofóbicos dentro del gobierno y la iglesia arremete contra nosotros de forma impune: afirman las peores falacias para desprestigiarnos, no dudan en ningún momento de tachar a la homosexualidad como inmoral y contraria a los valores morales y cristianos del país.
Se sienten libres de ofendernos porque no saben que somos más que un grupo de loquitas que (dignamente) reclaman ante la Asamblea. Es una lástima que no se pueda medir nuestro número ni influencia que podríamos tener.
Yo desde aquí lanzo una propuesta, que la debería de retomar la asociación de “Entre Amigos” que serviría para conocer nuestro potencial político: aliarse a uno de estos partidos pequeños (el FDR por ejemplo) y en las próximas elecciones alentar a la población homosexual a votar por ellos.
Por supuesto, que el partido en cuestión no querrá aparecer como el partido de los homosexuales y son esos detalles lo que la asociación debe de negociar.
¿Qué les parece? Pasen la idea a sus amigos. Estoy seguro que si de alguna forma se mide nuestra fuerza, ya no aparecerá ningún diputado homofóbico con Biblia en mano, echándonos en cara que somos inmorales.

4 comentarios:

karroll dijo...

hayé tu blog, y me puse a leerlo; yo entiendo, en un pais como el nuestro, no es facil, como dices tu siendo tercermundistas, o como lo llaman por aca, "un pays de merde", frase que no necesita traducirse; hay tanto prejuicio y casi una micro-libertad.
te felicito por haber creado este blog, y por hablar de este tema, talvez asi podras ayudar a muchos que no tienen el valo de hacerlo.
seguiré visitandote ya que lo encuentro interesante, yo formo parte de la blogosfera, y como veo las cosas desde afuera, mi opinion es muy diferente a la del salvadoreño tipo,aunque yo sea también salvadoreña.
simplemente me resta decir que: SIGAN ADELANTE Y EXIJAN SUS DERECHOS COMO TODO SER HUMANO TIENE EL DERECHO DE HACERLO!!

karroll dijo...

olvidé una cosa, hay una pelicula muy buena, que menciono en mi blog, pero aca te dejo el link:
http://www.brokebackmountainmovie.com/home.html

alba dijo...

Pues yo cro que no necesitas exigir derechos como homosexual, si por el hecho de ser personas ya los tenés, me parece absurdo que traten diferente o que alguien tenga derechos o se los quiten por el simple hecho de ser homosexual.
Con respecto a lo que decís de las "locas" pues estoy de acuerdo contigo, yo soy mujer y la verdad es que las locas me desagradan...ojo...NO LOS HOMOSEXUALES, las locas, a mi me encantan los homosexuales que se quieren a si mismos y reconocen su preferencia sexual y no andan todos estrafalarios, y de hecho que bonito es ver a una pareja homosexual que se quiere.
Con lo de Rodolfo Parker que dijo que si permitian el matrimonio gay destruiría la familia en El Salvador, por favor!!! si mas del 60% de las familias del país son disfuncionales, lo que no quiere decir que sean malas...

alba dijo...

Pues yo creo que debérían hacerlo, pero buscar personas educadas y coherentes.