miércoles, 14 de noviembre de 2007

Sobre payasadas políticas y el serio asunto de las pupusas

¡Ah mi país! Bueno, amigos, por inercia he tenido que retomar el tema de la política, de los politiqueros y otras malas hierbas que no nos dejan salir de hoyo en que estamos.

Pues resulta que hace tres años, nuestros honorables diputados, a consecuencia de que Honduras se quería apropiar de las pupusas, en un impulso nacionalista, decretaron con urgencia, sí, con urgencia, que el 11 de noviembre sería El Día Nacional de la Pupusa, y no repararon en la fecha. No sé a qué iluminado padre de la patria se le ocurrió.

Pasó el tiempo y recién la semana pasada, el FMLN anunciaba con bombo y platillo que el domingo 11 de noviembre se presentaría oficialmente la fórmula presidencial para las elecciones de 2009. Algunos personajes de izquierda dicen que escogieron esa fecha por casualidad, porque ese día el Estadio Cuscatlán no tenía compromisos. Es decir, una situación contingencial.

Unos y otros ––de izquierda y de derecha–– se les olvidó en ambas situaciones, que el 11 de noviembre de 1989 inició la “ofensiva hasta el tope” por parte de la entonces guerrilla del FMLN, que llevó el escenario de la guerra a las ciudades, en especial San Salvador, y que cobró 1,500 vidas, la mayoría, civiles que quedaron atrapados entre fuego cruzado.

Después de 18 años, a la derecha dentro de la Asamblea Legislativa, se le alumbró el foco y votó porque ese día fuera declarado de Luto Nacional. Obviamente, declaración con tintes propagandísticos, pues hasta 18 años después se vienen a acordar de esos oscuros días. Sólo a un maje se le podría convencer de que la declaración de Luto Nacional tenía intenciones sublimes y humanitarias, y que actuaron los diputados con el mismo nacionalismo con que lo hicieron cuando declararon tres años antes, la misma fecha, Día Nacional de la Pupusa.

Entonces, un ciudadano honrado, amante de su país, respetuoso por el dolor ajeno, qué deberá hacer ese día. Vaya dilema en que nos han puesto: un día para celebrar y llorar a la vez ¿Qué hacemos queridos padres de la patria cada 11 de noviembre? He aquí algunas soluciones:

–Ir a misa en la mañana por el Día de Luto Nacional y luego hartarnos de pupusas en un espectáculo de gula por la tarde.

–Devorar pupusas en el desayuno y en la tarde, ir al camposanto a llorar nuestros muertos, si acaso no nos ha dado una indigestión.

–Vestir todo el día de negro y bailar “la gasolina” en la fiesta nacional de la pupusa.

–Inventar curtido negro para aderezar nuestras amadas pupusas.

–Hacer un minuto de silencio con una pupusa en la boca.

–Fabricar un monumento nacional a los 1,500 muertos de forma circular, simulando una enorme pupusa.

–Llorar, llorar y llorar, y para consolar nuestra desdicha, un plato de pupusas de chicharrones con frijoles negros.

–Oficiar una misa en el pupusódromo de Olocuilta.

Esas son sólo unas cuantas ideas que se me ocurren ahora para estar a tono con ambas celebraciones y no parecer un mal ciudadano que desprecia ambas fechas, que tienen carácter oficial. Como ciudadano debemos de acatar ambas.

Pero ya trayendo la situación a la realidad, esas decisiones reflejan la clase de políticos que tenemos en la Asamblea Legislativa. Hombres y mujeres que no trabajan por el pueblo, sino, por su partido y no les importa atropellar la dignidad humana por conseguir sus objetivos mezquinos y estrechos, como es aprovecharse de una fecha para echar lodo a su contrincante político. ¡No les importan los muertos del 11 noviembre de 1989! Son esos personajes una vergüenza nacional, unos padrastros de la patria.

Los políticos quieren sacar ganancia de todo. No existe límite moral para ello, todo lo ven como utilidad. No se diferencian de aquel empresario ruin que quiere sacar rédito de cualquier situación, buena o mala, que le ocurra a la sociedad. Son unos gusanos asquerosos que se revuelven en su propia inmoralidad e insensibilidad.

Recordemos al diputado Rodolfo Parker del PDC que quiso sacar provecho de aquellas noticias que nos vinieron sobre la legalización de matrimonios homosexuales que se hizo en España. Trató de forma infructuosa, prohibir constitucionalmente este tipo de uniones. Pregúntenle ahora. Ya no le importa, ya nadie habla de ello. Y bueno, incluso el FMLN cayó en su trampa. Acordémonos de aquella diputada con Biblia en mano, censurando este tipo de uniones.

Traigamos a cuenta también, la brillante idea de algunos diputados ––superados por las cifras de homicidios en el país y la incapacidad del gobierno en acabar con esta epidemia––, que se debía de leer la Biblia en las escuelas y colegios, para que de esta forma, la Divina Providencia quitara de las manos de los pandilleros las pistolas con las que se asesina a los ciudadanos.

Esa ley no se aprobó por el simple hecho de que las diferentes iglesias cristianas y católica se vieron indecisas y amenazadas por el tipo de Biblia a usar. ¿La Católica o la cristiana reformada? Cayeron en la misma trampa de los políticos por la ganancia de adeptos.

Así que mis amigos, el próximo 11 de noviembre, piensen bien en lo que van a celebrar: si las idioteces de los políticos, o su convicción de ciudadano honrado, que ama a su patria y que todos los días celebra su plato nacional, ya sea para el desayuno o la cena, que honra a sus muertos de forma seria cada 02 de noviembre. Y que cree que las uniones de homosexuales es cosa de homosexuales y no suyas. Y que es más fácil que la autoridad decomise pistolas, a estar esperando a que la Divina Providencia ––aún con su poder–– lo deba de estar haciendo.

Hasta luego


Fe de errata

En realidad, el 11 de noviembre no fue declarado Día Nacional de la Pupusa, sino cada segundo domingo de noviembre, por lo tanto la fecha que este artículo cuestiona podría variar. Por desgracia, el segundo domingo de noviembre de 2007 cayó en el día 11. Pero eso no quita la mezquindad de los diputados de la Asamblea Legislativa, que tomaron esa fecha ––que inició la ofensiva hasta el tope de 1989––, como día de Duelo Nacional. Los diputados por lo tanto, nos deben la Fe de Errata de su parte, donde se justifique el por qué esa fecha no tuvo nada que ver con la proclamación de Mauricio Funes como candidato del FMLN. Que actuaron por un impulso nacionalista genuino y no debido a un oportunismo político.

http://www.concultura.gob.sv/decretopupusas.htm

Saludos

4 comentarios:

Claudia dijo...

Uno de tus mejores post...me has hecho reir con tus propuestas de celebracion del dia de la pupusa!!

kARROLL dijo...

Claudia me quito las palabras, buen post, me he reido tanto, pero ya hablando lo que es, que triste que nuestro pais esté en manos de basura semejante, que lastima, me recordo a los gobiernos africanos y su corrupcion, que asco da!

Anónimo dijo...

Magistral exponencia y analisis. Salpicado con un humor agudo.
Muy interesante.

The guy from Houston

Anónimo dijo...

recientemente lei sobre el intento de Rodolfo Parker en enmendar la constitucion para eliminar la posibilidad de matrimonios gay. por lo que dices no fue exitoso. sabras las razones porque?
muchisimas gracias!