jueves, 7 de mayo de 2009

Los curas inmorales

Yo cuando me encuentro con un cura, veo un hombre nada más.
Por eso no me sorprenden las noticias escandalosas de curas que llevan una doble vida: una religiosa y otra de actividad sexual ilícita y pecaminosa, según los estándares morales de la iglesia católica.
No me sorprende para nada, pues sé que el deseo sexual es una fuerza irresistible y el enamoramiento una debilidad muy humana. El celibato católico a lo largo de la historia siempre ha sucumbido ante la naturaleza del hombre.
El celibato es una institución nueva en la iglesia y responde a necesidades históricas y no a un fundamento teológico real. Se dice que se inició después del primer milenio de existencia del cristianismo.
A mi lo que me molesta de este asunto, es que a la gente, estos curas le exijan una vida llena de templanza y ecuanimidad en aspectos sexuales, y ellos por el contrario, con el agravante de ser curas, parece que no pueden cumplir con las normas religiosas ni las enseñanzas que predican.
Los escándalos más recientes es el caso del presidente Lugo de Paraguay, que siendo obispo procreó, al menos un hijo y el del padre Alberto, el famoso padre que tenía un popular programa de televisión trasmitido en Latinoamérica.
Yo me pregunto, acá en El Salvador ¿habrá casos similares? Bueno, conozco al menos uno y otro de abuso sexual a varoncitos de parte de un cura de oriente. Eso es lo que sé yo, que estoy muy alejado de éstos ámbitos, pero estoy seguro que la iglesia en el país, está llena de pecadores y delincuentes.
Todo lo anterior tiene que ver con el papel tomado por la iglesia en la reforma constitucional para que se prohibiera el matriomonio homosexual. Fue una posición hipócrita, pues la negativa de la iglesia tiene su fundamentos en aspectos morales, una iglesia que le grita al gay que es inmoral y pecador.
Fue una posición ridícula, pues la iglesia debería primero ver la viga que tiene en el ojo antes de señalar la paja en la comunidad gay.

4 comentarios:

Shocoka dijo...

te pareceria ir a Abbey hoy en la noche?!

Anónimo dijo...

bien dicho!!!! yo estoy muuuuuuuuuuy alejada de la iglesia católica también, pero conozco un caso de un muchacho o más bien dicho Sr. joven que es hijo de un sacerdote, quien nunca lo reconoció legalmente, lo educaron dos hermanas solteronas del cura, este muchacho tenía muchos problemas, hace mucho que no sé de él, asi que no sé si hoy tiene una vida mejor....
creo que no sólo los sacerdotes son hipócritas, también lo son todas esas personas que los apoyan y que dicen: Dios mio, que no les permitan a los gays que se casen....
pero cuando un "hombre" está casado, tiene una (o dos) amantes, con hijos abandonados fuera del hogar, y algunos tienen hasta un amante masculino (que parece ser la moda)... entonces todo está bien.... que hipocresía!!!!!!!!

yo soy hetero, pero igual me parece muy ofensivas esas ideas.....

Santiago "Autoexiliado" Leon dijo...

La Iglesia Católica es una institución con mucha inercia. En declaraciones recientes la Iglesia se negó rotundamente a abrir un debate acerca del Celibato. Parece que la idea de cambiar a ellos "les aterra".

Hoteles, Viajes y Cruceros dijo...

No puedes decir sácate la viga primero antes de juzgar, y en esto de el homosexualismo obviamente lo quieres pintar de tal manera para que otros crean que lo que dices es lo correcto. Si te pregunto, podrías revolver el agua con el aceite, por cuanto tiempo? Así mismo es, el hombre con la mujer la mujer con el hombre, porque ahí si hay compatibilidad. Disculpa, no te juzgo, Dios lo dice muy claro en las escrituras.
1 corintios capitulo 6: 9, dice. No sabéis que los injustos no heredaran el reino de Dios?
No erréis; ni los fornicarios, ni los idolatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredaran el reino de Dios.