martes, 9 de marzo de 2010

Los homofóbicos siempre tienen la cola pateada

La gente más conservadora y homofóbica siempre tienen una razón para serlo, y es la negación de su misma condición. La semana pasada le tocó enfrentar su destino al senador estatal de California, Roy Ashburn del Partido Republicano, un reconocido opositor del movimiento homosexual, quien fue pillado conduciendo borracho recién salido de un bar gay e iba acompañado de un hombre no identificado al momento.
Ashburn es un reconocido opositor al matrimonios gay y recién el año pasado se negó a votar a favor de decretar el 22 de mayo día de Harvey Milk, el asesinado activista gay de los años 70s. Esta semana el senador reconoció publicamente que era homosexual.
Este es uno de los tantos casos en que personajes públicos, con posiciones morales muy conservadoras se ven de pronto como protagonistas de las cosas que ellos condenan. Me acuerdo del famoso reverendo Jimmy Swaggart de los años 80s, quien de pronto cayó en la desgracia al haber contratado los servicios de una prostituta y más recientemente, el caso del padre Alberto Cutié, quien fue descubierto con su amante.
Esto me lleva a reflexionar que lo mismo ocurre en El Salvador, donde muchos políticos y personajes públicos con posiciones homofóbicas, tienen la cola pateada. Políticos que dicen una cosa, pero que en la vida privada hacen lo contrario, partidos conservadores que entre sus miembros tienen a muchos homosexuales, diputados o figuras promimentes dentro de sus estructuras, candidatos, etc.
Y la cuestión es que mucha gente cercana a ellos saben de sus vidas y más de alguien habla y así se van regando los rumores, aparte de eso, El Salvador es un país pequeño y siempre hay alguien que ve o escucha. Por eso, es que quizá algunos de estos personajes prefieren irse al extranjero a vivir su sexualidad a plenitud y sentirse libres.
Es curioso que ellos que tienen el poder de hacer cambios, que podrían ayudar a que el país sea más tolerante con la diversidad sexual, se unan a la ola conservadora que nos mantiene en el retraso cultural y condenen la homosexualidad.
Pero yo creo que igual que en California, un día habrá un escándalo con algunos de estos personajes y muchas cosas saldrán a luz. Ya han habido casos escandalosos, pero los medios de comunicación en el país aún son muy cobardes para enfrentar al poder y llamar las cosas como son.

3 comentarios:

Aniuxa dijo...

Sobre el tema hay una documental muy bueno "Outrage". http://resenasdecineyvida.blogspot.com/2010/02/outrage.html

Frank Reyes dijo...

Vivimos en un mundo verdadera mente deprimente, la escoria de lo sociedad nos va abarcando a grandes pasos; los estereotipos, las modas y el supuesto ya erradicado racismo en el mundo se hacen claros ante la sociedad; hace 100 años se luchaba por que la mujer tuviera el mismo papel del hombre, hace 200, se luchaba por la libertad de los esclavos negros y mulatos que eran vendidos a feria abierta al mejor postor, hoy lucho por la libertad de los míos, hombres y mujeres capaces de soñar, de vivir, de triunfar, por las personas que estuvieron antes que nosotros, y las personas que estuvieron antes que aquellos, y así incansablemente, por que los míos han estado desde el inicio de los tiempos.
Como categorizamos algo como NORMAL, ¿Que es normal para ustedes?, las características iguales en 80% de la población no vuelve normal nada, solo lo vuelve usual. Normal es solo un adjetivo credo por el hombre en un momento de ocio rotundo con el único propósito de ofender, de distinguir, de criticar, de mentir, de cerrarnos los ojos y como a estúpidos zombis guiarnos a la guillotina de la percepción para terminar con cualquier indicio de razonamiento. La tierra es cuadrada dijeron, y miraron al suelo buscando las esquinas, Dios esta en el cielo dijeron, y miraron al cielo buscando su túnica, la tierra es completamente nuestra dijeron y extinguieron plantas y animal y hasta vidas humanas solo por ello.
Hemos cerrado la mente y abierto los ojos para ver el mundo material que nos rodea, para darle la espalda al verdadero mundo que nos acoge, para diferenciarnos unos de los otros y vivir divididos por la eternidad.
Hoy les habla un joven, un niño diría algunos, un simple muchacho de 17 años, simple, del montón, pero con verdadera libertad para hablar, para decir mi verdad, la verdad de los míos, la que muchos de los que están leyendo esto conocen, por la que lucho desde que tengo uso de razón, por la que desperté un día y decidí darle la cara al mundo, no fue fácil, pero lo podría haber sido, lo hubiera sido si aceptáramos que: La homosexualidad no es una enfermedad, ni un pecado y ni siquiera un castigo.
Me llamo Frank Reyes, soy de Trujillo – Perú, Estudio Psicología y quieren saber algo mas, soy GAY, no marica, pato, cabro, o cualquier adjetivo de la gran lista de insultos que suelen darnos; La vida no fue tan grata conmigo pero soy fuerte, y hubiera deseado apoyo, pero no lo tuve; pero hoy no les hablo por mí, les hablo por los míos, hoy piensen en todas las personas que conocen, algunas de ellas deben estar sufriendo, mintiendo, ocultándose de ustedes, a la sombra de la vida para poder sobrevivir en una sociedad como esta, reprimida e intolerable; pero hoy puedes cambiarlo, hoy puedes dar la vuelta a la hoja y escribir un nuevo titulo, hoy marca la diferencia, hoy muéstranos que eres humano, hoy muéstranos que nos apoyas, hoy di NO A LA HOMOBOFIA, hoy recuérdanos que tienes alma, alma para amar y querer, para entender y razonar, para comprender y dialogar.
Hablar de derechos es soñar, aquí lo que pido esta demás, y yo solo busco libertad. Yo no me escondo del miedo a perder, lamiendo mi herida soñando otra vida, queriendo otro adiós, yo no me escondo detrás de una fe, de noches perdidas de las despedidas, que queman mi piel.

Esto lo escribi `para un ensayo en mi colegio, la verda esk los profesores no lo tomaron muy bien, pero no podian hacer nada...
por cierto sake 17 por la redaccion.. :D si te gusta puedes publicarlo..

PEDRO NADIE dijo...

PEDRO NADIE
El ser gay siempre ha sido una moda. Recuerden en el siglo XV y XVI estuvo de moda la homosexualidad masculina y solapadamente, la femenina, sobre todo en la clase aristocrática; lo mismo en los primeros años de la era cristiana, en el imperio romano era natural y hasta un lujo la homosexualidad. Así que no hay nada nuevo bajo el sol.
El problema es que ahora intentan vendernos la idea que el gay es un ente superior, y el que no lo acepta -sea por sus creencias o educación- es solo "un heterosexual de raza inferior". Todo depende de quienes controlan el poder y en este momento estamos asistiendo a un mundo que poco a poco esta siendo controlado por "el tercer sexo". Lo lamentable es que continuamente estoy viendo en los medios de comunicación manifestaciones de Heterofóbicos que atacan con rabia a aquellos heterosexuales que no aceptan la igualdad o superioridad de los gays o lesbianas. Falta tolerancia en ambos bandos.