miércoles, 16 de abril de 2008

Hablemos de homosexualidad

Lo que he aprendido de la vida, es que lo que se calla por vergüenza o temor se llama tabú. Cualquiera sea el tema o el tópico a tratar: penes. Sí, a este órgano todo mundo le pone un nombre que no es el verdadero o formal, al igual que la vulva.

Toda la gente se siente sin compromisos al decir “la cosita” “el arrocito” “la rayita” “la tusita” o frases más vulgares que todos conocemos. Sí, la gente prefiere la vulgaridad o eufemismo a la formalidad, porque los compromete menos.

De la misma manera se habla de los “maricones” “invertidos” “raros” y otros epítetos hirientes antes que mencionar homosexual. Quizá porque la palabra es muy larga o porque suena demasiado “cursi”. Si decís homosexual en vez de maricón, sonás un poco maricón.

Esas son las barreras que debemos botar. Otra de las cosas que me he dado cuenta en esta vida, es que los tabúes dejan de serlo cuando se habla de ello. Durante la guerra civil, era tabú hablar de comunismo, marxismo o cantar una canción revolucionaria, pero ahora, eso parece ridículo. ¿Por qué? Porque dejó de ser tabú con la firma de los Acuerdos de Paz.

Los homosexuales estamos en la misma espera, de nuestro propio reconocimiento. Somos tabúes, no se nos permite decir lo que somos de forma libre y aunque haya gente que diga que hay libertad para hacerlo, existe la censura social, que es diferente a la censura estatal.

La censura del Estado quizá es menos dolorosa que la censura social, porque ésta última entra en tu misma casa, en tu familia, en tu intimidad, en tus pensamientos, en tu conciencia, en tu forma de ver la vida y te marca para siempre. Te hace negarte asimismo y adoptar roles que te son extraños.

El Estado por supuesto, puede influir en que estos tabúes se vayan borrando mediante legislación que castigue la discriminación. Pero otra forma de ir acabando con estos tabúes, es comenzar a hablar de la homosexualidad de forma directa y sin tapujos. Que se abran espacios en los medios de comunicación.

Creo que los periódicos, radios y televisoras en este país son demasiado conservadores para hablar del tema. Se cita de forma aséptica, para burlarse, destacar algo raro o ridículo. Nunca se habla de algo positivo de nuestra comunidad.

Al menos ahora tenemos Internet o sitios como este blog para abordar el tema sin timidez. Creo que la discriminación irá disminuyendo conforme más segmentos sociales vayan aprendiendo a escuchar la palabra “homosexual” o “gay” sin que ello les haga levantar el ceño.

Sigamos compañeros de destino hacia adelante. Sintámonos orgullosos de lo que somos.

9 comentarios:

Carlitos Murcia dijo...

Déjame decirte que quizá es como la 4 o 5 vez que lo visito, y me encanta como abordas los temas de una manera tan directa, critica, con una critica fuerte mas no pesada!

Así mismo el hecho de el juego de palabras, lo siento tan bien estructurado espero que tu lucha se escuche!

Hey recuerda que aunque no somos muchos los que aceptamos abiertamente a los homosexuales como amigos, así como somos pocos los que nos importa un pepino los comentarios "si te llevas con gays sos gay también" una total y completa tontería.

A lo que yo quiero llegar es que el salvador esta cambiando poco a poco pero lo esta haciendo

Lo que le falta a "El Salvador" es aprender a ver Gay, straight, Transgender, lo que sea siguen siendo personas que la única diferencia son los gustos!

Pero hey paciencia pronto sera la época de cambio, mientras seguí con la lucha que estoy seguro que mas de algún gay salvadoreño te lee y le sirves de ejemplo!

Adelante!

P.S te agregare a los blogs que leo!

Anónimo dijo...

hola.

Buen blog. Vine por medio de El Trompudo, porque ellos han puesto el enlace.

Saludos desde Marsella.

Erick dijo...

Me enctanta tu blog, siempre directo pero sabes por lo menos en mi caso, cuando han tratado de discriminarme, los he parado y pues, no pasa a más; por cierto gracias por visitar mi blos, en sus principios y un poco infantil pero gracias :P

Mariolinocopinol dijo...

Mr M. saludos de este lado de la blogósfera, muy buen post, ya sabe que desde Quo Vadis lo recomendamos y estimulamos la tolerancia para todos los generos.

Adelante!

pelagatos dijo...

Hablaste de legislación para evitar la discriminación, está bien, pero no es efectiva...

.. Castro habló de eso en "biografía a dos voces", dijo que el desde el aparato de estado creó leyes para eliminar la discriminación religiosa, sexual, racial.. y cualquier otro tipo. Hasta llegó a cerrar colegios, negocios, hoteles, etc. por irrespetar la ley contra discriminación.

Pero lo que verdaderamente termina con la discriminación, es la EDUCACION, cuando la población es educada, se vuelve conciente y tolerante, analítica y crítica. La vulgaridad disminuye, los tabúes también..

..Pero que podemos esperar de nuestro paisito donde al gobierno actual procura que las personas no estén "educadas" para objetivos ulteriores que van más allá de la discriminación.

POR UN PUEBLO EDUCADO, TOLERANTE Y LIBRE DE DISCRIMACION, UN PASO AL FRENTE!

pital dijo...

Puta que culera esa.....son unos ,majes vulgares por eso no los aceptan....puta que no entienden eso. Siempre queriendo llamar la atencion.

Mejor pierdanse

Anónimo dijo...

Pues no es un secreto para nadie.Nuestro pais es la tierra de todos los prejuicios. Todos alimentados deliberadamente por nuestros gobernates para mantener el status quo y continuar en el poder a toda costa.Divide para gobernar mejor.Las expresiones peyorativas en contra de las minorias abundan en nuestro pais ....palabras como indio, negro, mujercita , maricon, pelado... y muchas otras son consideradas ofensivas en nuestra habla popular.Y lo mas paradojico es que estos sectores que creemos minoritarios no los son. Por ejemplo la palabra despectiva INDIO... TODOS tenemos sangre pipil en mayor o menor grado y sin embargo hicimos nuestro el desprecio del conquistador español y luego el desprecio de nuestros gobernates del 32 que masacraron a nuestros autoctonos.... Que decir de la palabra PELADO para menospreciar a un pobre en un pais tercermundista como el nuestro...Simplemente patético....
Y que decir de nuestros gobernantes para quienes
es mas importante hacer leyes para proscrire lo que pasa en el dormitorio entre adultos consentantes del mismo sexo (Parker); que hacer leyes que impidan por ejemplo el monopolio de harinas que matan de hambre a muchos compatriotas. Vaya sentido de proporciones de nuestros
gobernantes. La lucha por el cambio es de todos. De los excluidos que somos mayoria.Un cambio de gobierno es urgente.

Saludos...el Negro Domingo

●La Pajarita● dijo...

Saludos desde la Pajarera mi estimado..
Le quiero recordar que me gusta mucho su blog, y que por lo tanto se encuentra dentro de mis favoritos.
Por lo tanto.. por ahi tiene un pequeño reconocimiento.
http://pedacitodegente.blogspot.com/
No es necesario que lo publique.. solamente tiene que saberlo.
Y tambien me alegra ver gente conocida respondiendo a sus entradas, quiere decir que su lucha se esta expandiendo y esta valiendo la pena!

Lycette Scott dijo...

Qué te puedo decir cariño? te luciste con este post, y eso se vive desde todos los aspectos, la palabra maricón es para tí lo que para mí es la palabra "cachapera"