domingo, 8 de marzo de 2009

Mauricio Funes dará su golpe final a la izquierda y derecha recalcitrantes

Si gana ARENA, pues no hay mucho qué decir, sólo que todo seguirá lo mismo.
En cambio, un triunfo de Mauricio Funes, significa muchas cosas para El Salvador. Significará el fin del reinado de las extremas en el país que tanto daño han hecho desde que finalizó la guerra y que no nos han dejado avanzar en la democracia.
La izquierda y la derecha recalcitrantes han dibujado el país que en la actualidad tenemos: violento, sucio, mediocre, sin esperanza, desorganizado, discriminatorio, insensato y algunos veces absurdo.
La izquierda y la derecha recalcitrantes son dos polos opuestos, que a pesar de su disparidad se necesitan uno al otro, es como la luz y la sombra, como Dios y el demonio. Ninguno de ambos puede sobrevivir sin el otro.
La derecha recalcitrante ha estado en el poder casi por 20 años, explotando los miedos a una izquierda recalcitrante que ni siquiera tiene mucho poder, porque nunca ha ganado. Ha mantenido un discurso de terror y todas sus acciones van encaminadas a desacreditar esta izquierda.
El última zarpazo de la derecha recalcitrante la está dando en la actual campaña electoral, tratando de asustar a la gente con ideas falsas de que El Salvador será un satélite de Venezuela (ya no de Cuba, como antes decían), metiendo terror a la gente, utilizando toda su maquinaria para mover la voluntad de las masas.
La derecha recalcitrante es capaz de movilizar grandes recursos y personas para llevar a cabo sus planes, es capaz de utilizar a empresarios, medios de comunicación, personajes públicos y políticos extranjeros para que repliquen el discurso del miedo. Esa derecha tiene sus días contados.
La izquierda recalcitrante por su parte, es un pequeño grupo de personas que mantienen discursos incendiarios, gracias a que nunca han llegado al poder. Ellos no quieren el poder, sino mantener sus críticas, ya que de esa forma es que ellos pueden obtener el apoyo de la gente decepcionada de la derecha. Lo último que desean son responsabilidades.
Este grupo ha logrado entrar en la estructura del estado, mediante puestos importantes en la Asamblea Legislativa, en alcaldías ganadas por ellos o en sindicatos. Han logrado sus metas personales, como el conseguir un buen empleo y saben que sólo pueden mantenerse ahí, si la derecha recalcitrante sigue en el poder. En una sociedad más abierta se extinguirían de inmediato.
A estos son los que Mauricio Funes les dará su golpe final si gana las elecciones este 15 de marzo. La derecha recalcitrante ya no tendrá más argumentos para asustar a la gente y la izquierda recalcitrante ya no tendrá excusa para decir que nada se hace.
Funes acabará de una vez con esta polarización diabólica que nos ha mantenido en el oscurantismo por muchos años. Si gana, veremos poco después que en ARENA rodarán cabezas, sino es que ocurre una debacle mayor.
En la izquierda, si bien algunos dirigentes no abandonarán el partido, deberán de cambiar de mentalidad y asumir responsabilidades. El FMLN se dará cuenta de una vez, que ellos solos y con posiciones extremas, jamás podrán llegar al poder. No dudo que muchos "duros" deberán de salir del partido.
Así es, en estas elecciones no sólo se elige presidente, sino, la oportunidad de terminar con la polarización del país y la eliminación de las extremas del poder político de El Salvador.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Entrevista a Rodrigo Avila por Jorge Ramos, UNIVISION:

http://www.dailymotion.com/user/mcrplancton/video/x8mer3_entrevista-a-rodri_news

ss adolf hitler dijo...

tu madre culero de mierda ustedes son la peste del siglo XX
iguial que el maltito zionismo ustedes semeresen ir a los hornos como el pasado en los campos. 88

Anónimo dijo...

para ss adolf hitler, sos una basura, y para quien escribio el articulo del blog, es bastante bueno tu punto de vista y me parece que tiene cierto equilibrio entre la derecha extrema y la izquierda extrema, ojala que sea como dices porque nadie quiere mas de lo mismo, ni ser esclavos de otros

El Auto-exiliado dijo...

La politica de El Salvador carece de madurez. Espero realmente que Mauricio Funes tenga la suficiente capacidad de liderazgo para llevarnos a una nueva etapa... Y va a ser dificil, la crisis economica sera un gran obstaculo a superar.

obo dijo...

Muy buen articulo, si es que es algo que siempre he pensado, todo los extremos son malos, en todos los aspectos de la vida es así.

Mauricio Funes ganó, gracias a Dios, no se que hubiera pasado con más de lo mismo.

y tú ss adolf hitler con tu nombrecito lo dices todo, jajaja.