jueves, 19 de marzo de 2009

Queremos un gobierno laico

Hay una especie de alegría y optimismo luego del triunfo de Mauricio Funes en las pasadas elecciones presidenciales y no es para menos, pues es el inicio de la verdadera conviviencia democrática por la cual mucha gente ha luchado y muerto desde hace décadas en el país.

Nos ha salido cara esta democracia. De El Salvador se ha excluído toda forma de pensar y actuar que sea diferente a lo que la clase dominante, en complicidad con las iglesias, piensa que es lo correcto.

Creo que la alternancia se dio justo cuando los gobienos conservadores de este país ya pisaban los terrenos peligrosos del fundamentalismo religioso. Muchas de sus acciones se alejan del concepto de laicismo y se acercan mucho al ideario religioso.

El mejor ejemplo es la homosexualidad, un tema tabú en las esferas gubernamentales, pero que sus funcionarios no tienen ningún reparo para calificarlo como mala y pecaminosa.

La cuestión del aborto no se ve desde una óptica técnica, sino desde la visión religiosa. Lo mismo ocurre con la planificación familiar: se teme que hablarle a los jóvenes de sexo hará que éstos tengan relaciones sexuales tempranas.

La última aptitud homofóbica del presente gobierno fue abstenerse de votar a favor de una propuesta del gobierno de Francia ante las Naciones Unidas para que los derechos de los homosexuales sean elevados al rango de derecho humano.

Demasiado para la mentalidad religiosa de nuestro gobierno.

Por eso creo que es válida esa sensación de optimismo que se respira tras la elección. No espero que hayan cambios revolucionarios después del uno de junio, cuando tome posesión el nuevo presidente, pero sí, el inicio de una nueva forma de gobernar, regresar al concepto de estado laico.

Un gobierno no debe de ser defensor de la fe, como ha hecho el nuestro. Recuerden el caso de aquel pastor que dice ser Jesús y que quemó biblias y una imagen de la virgen María. Después se pasó una ley para prohibir este tipo de protesta.

La justificación es que ofendía las creencias de los salvadoreños. En lo personal no me sentí ofendido.

Esperamos que el nuevo gobierno vea a la sociedad como un ente disímil entre sí, donde se tienen diferentes visiones de lo que se quiere del país y que no es posible gobernar para unos en detrimento de otros. Lo que debe de prevalecer es el respeto a los derechos individuales y tomar decisiones técnicas, alejadas de las pasiones religiosas.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

afortunadamente los pipianes no tienen voz aca y si comenzara con locuras de matrimonio gay pues le pasamos la cuenta en las proximas elecciones ya que los catolicos y evangelicos jugamos parte importante en el triunfo de funes

Anónimo dijo...

Tenia que venir a opinion un fanatico religioso de pacotilla a opinar. De que le sirve ser cristiano si no tiene tolerancia ni entendimiento. Por eso es que el pais esta como esta..prejuicioso igual que este señor.

Anónimo dijo...

Con todo respeto. No soy fanática religiosa pero no podés justificar algo que no es natural. Respeto tu punto de vista y como ser humano pero hay hombre y mujeres desde que el mundo es mundo, eso es necesario para la reproducción, no se puede reproducir naturalmente mujer con mujer ni hombre con hombre. Hay cosas que son de un solo orde, por naturaleza. Es la preservación de la especia, dejando completamente fuera cualquier discurso religioso.

Anónimo dijo...

Como homosexual (marica en salvadoreño) tenes derechos que debemos respetar, derechos como ser humano, pero nunca, jamás, derechos de promiscuidad. Dios hizo hombre y mujer y hasta bien simétricos entre si los órganos reproductivos, los anormales son ustedes que les gustan personas del mismo sexo. Defendamos lo que DIOS dijo, no la ley del hombre. La ley de Hombre se debe basar en la ley Divina.

GaardCeteru dijo...

A la senhorita que comentó ahi arriba, quiero decirle que la preservación de la especie y la moral nada tienen que ver con la atracción, y bueno yo soy mujer y todo, pero ustedes no pueden estar hablando de tolerancia y decirle al tipo que ser gay es antinatura, eso es decisión de él, en mi humilde opinion los derechos de los gays no le afectan a nadie (ni el derecho a casarse, aunque habría que observar el derecho a poder adoptar hijos).

Los hombres tienen que quitarse de la cabeza la idea que los gays los van a acosar, que les guste su propio sexo no quiere decir que sean depredadores sexuales ni que solo anden exhibiendose! (aunque como todo en este mundo de que los hay haylos, pero ser gay no agrava su delito)

En mi opinión, si es algo que se da en el país lejos de discriminarlos hay que aceptarlos, aunque no les caigan bien a ustedes nadie les dice nada por creer en el dios que crean, y ustedes tampoco tienen derecho a criticar a alguien por sus preferencias sexuales si no han estado nunca en su lugar.

Por cierto, si de preservar la especie hablamos, adoptemos en vez de traer mas ninhos a este mundo para que mueran de hambre, porque la raza humana, con las cantidades que estima, no necesita preservación.

GaardCeteru dijo...

Al anónimo de abajo, que supongo es hombre, nadie ha hablado de promiscuidad. Si buscás en el diccionario: es el acto de tener relaciones sexuales con varias parejas o grupos sexuales antes o durante el matrimonio, tanto en el reino animal como entre los seres humanos. *gracias Wikipedia*.

En pocas palabras promiscuidad se refiere a tener muchas parejas, y hasta donde yo entiendo el que los gays quieran casarse no quiere decir que quieran casarse con muchas parejas sino por el contrario, establecer una sola, en todo caso a vos que daño te hace si un gay es promiscuo, yo tengo amigos muy machos que son promiscuos y no son mal vistos, a diferencia de los gays.

La preferencia sexual no se pasa (las enfermedades venereas si, conste pero si vos no tenes que ver con los gays en que te afecta?)

Y bueno, muchos de los que visitan este blog seguro son cristianos, catolicos o similares, alguien budista? hare krishna? sintoísta?, si los hay podrían debatir mucho en como difieren las leyes divinas por eso las leyes humanas se hacen a conveniencia de los seres humanos, porque dar pie a una religión es restar importancia a otra en este bello país de tolerancia, amor y paz.

Ahora que me acuerdo, con la senhorita que habla de cosas antinatura, es obvio que entre dos del mismo sexo nunca van a poder procrear pero en ningun momento él (el gay) ha hablado de querer procrear, como ya dije, solo habla de querer establecer una unión legal -porque hasta donde mis conocimientos abarcan, no hay una unión religiosa- entre dos personas del mismo sexo.

Ado! dijo...

de que hay uniones religiosas, las hay. Pero ese no es un punto de discusion, puesto no se necesita que una union religiosa este lesgilada. Sobre la proceacion tampoco se discute, pues en efecto hombre y mujer pueden procrear y parece que nadie entiende que la proceacion no tiene porque estar ligada a la atraccion sexual.. espero que este gobierno tenga las cosas bien claras, si hay una libertad de culto que no se reduzca a tomar en cuenta a catolicos y evangelicos, lo que me parece absurdo y simplista. La libertad de culto, si vamos a tomar en cuenta opiniones de sectores religiosos, debe ser equitativa para todos: cristianos, judios, budistas, etc.. cuando alguien se plante y quiera respetar todas estas creencias a la vez, se dara cuenta que no hay forma de que el Estado se mueva por principios religiosos, tan contrapuestos entre si.

Gay Guanaco dijo...

Gracias amigos por sus comentarios